jueves, 29 de septiembre de 2016

ANUNCIAR Y AYUDAR


"Cuando Jesús vio acercarse a Natanael, dijo:
– Aquí viene un verdadero israelita, en quien no hay engaño.
Natanael le preguntó:
– ¿De qué me conoces?
Jesús le respondió:
– Te vi antes que Felipe te llamara, cuando estabas debajo de la higuera.
Natanael le dijo:
– Maestro, ¡tú eres el Hijo de Dios,l tú eres el Rey de Israel!m
Jesús le contestó:
– ¿Me crees solamente por haberte dicho que te vi debajo de la higuera? ¡Pues cosas más grandes que estas verás!
Y añadió:
–Os aseguro que veréis el cielo abierto, y a los ángeles de Dios subir y bajar sobre el Hijo del hombre."

En la festividad de los santos Arcángeles Miguel, Gabriel y Rafael, leemos este evangelio de san Juan por la última frase. Es una alusión a la visión de Jacob.
Es inútil entrar en disquisiciones sobre la naturaleza de los ángeles, pues no sabemos nada. En la Biblia no aparecen hasta la vuelta del destierro de Babilonia, como una influencia de la religión de allí. En nuestros días, los seguidores de la New Age, les dan mucha preponderancia y explican la función de cada uno.
Etimológicamente, el nombre ángel proviene del verbo griego "aggelô", que significa anunciar. De hecho, siempre que aparecen los ángeles en la Biblia es para anunciar algo. Podemos considerarlos como un símbolo de algo que se nos anuncia, se nos revela. También aparecen ayudando a los hombres.
Quizá, en vez de discutir sobre cosas  que no sabemos, deberíamos sacar la conclusión de que nosotros debemos ser ángeles para los demás: anunciarles la Buena Nueva y ayudarlos en sus necesidades.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (296)


296.- Amat - deia l'Amic - a tu vaig i en tu vaig, car em crides. A contemplar vaig contemplació, amb contemplació de la teva contemplació. En la teva virtut sóc, i amb la teva virtut vaig venir a la teva virtut, d'on vaig prendre virtut. Et saludo amb la teva salutació, que és la meva salutació, en la teva salutació, de la qual espero salutació perdurable en benedicció de la teva benedicció, en la qual beneït sóc en la meva benedicció.

296.- Amado - decía el Amigo - a ti voy y en ti voy, porque me llamas. A contemplar voy contemplación, con la contemplación de tu contemplación. En tu virtud estoy, y con tu virtud veo venir tu virtud, de donde tomé virtud. Te saludo con tu saludo, que es mi saludo, en tu saludo, del que espero saludo perdurable en bendición de tu bendición, en la que soy bendecido en mi bendición. 

miércoles, 28 de septiembre de 2016

PARA REFLEXIONAR

ET01 - Trailer MENSAJES DE FRONTERA from Media 3.14 on Vimeo.

SIN RETROVISORES


"Mientras iban de camino, un hombre dijo a Jesús:
– Señor, deseo seguirte adondequiera que vayas.
Jesús le contestó:
– Las zorras
 tienen cuevas y las aves nidos, pero el Hijo del hombre no tiene donde recostar la cabeza.
Jesús dijo a otro:
– Sígueme.
Pero él respondió:
– Señor, déjame ir primero a enterrar a mi padre.
Jesús le contestó:
– Deja que los muertos entierren a sus muertos. Tú ve y anuncia el reino de Dios.
Otro le dijo:
– Señor, quiero seguirte, pero deja que primero me despida de los míos.
Jesús le contestó:
– El que pone la mano en el arado y vuelve la vista atrás, no sirve para el reino de Dios."

El evangelio de hoy nos da dos lecciones: que nosotros no escogemos ser sus discípulos, si no que es Él quien nos llama, y que no podemos mirar atrás.
Se ha de seguir a Jesús sin condiciones. Lo que puede suponer a veces, dejar atrás lo que más queremos. Jesús no nos pide que no amemos a nuestros padres y a nuestra familia. Nos dice que debemos entregarnos totalmente y eso está por encima de todo.
Una entrega así no podemos elegirla nosotros. Es Jesús quien nos llama y es con Él con quien debemos seguir el camino. A partir de ese momento, toda la humanidad debe ser nuestra familia.
Y la mayor tentación es mirar atrás. En el camino de Jesús no hay que llevar retrovisores. Siempre hay que mirar más allá, hacia adelante.  

LLIBRE D'AMIC I AMAT (295)


295.-Cridava l'Amat el seu Amic, i ell li responia dient:
- ¿Que et plau, Amat, que ets ulls del meus ulls, i pensament dels meus pensaments, i plenitid de les meves plenituds, i amor dels meus amors, i encara començament dels meus començaments?

295.- Llamaba el Amado a su Amigo, y él respondía diciendo:
- ¿Qué quieres, Amado, que eres ojos de mis ojos, y pensamiento de mis pensamientos, y plenitud de mis plenitudes, y amor de mis amores, y todavía principio de mis principio? 

martes, 27 de septiembre de 2016

FUEGO CONTRA FUEGO


"Cuando ya se acercaba el tiempo en que Jesús había de subir al cielo, emprendió con valor su viaje a Jerusalén. Envió por delante mensajeros, que fueron a una aldea de Samaria para prepararle alojamiento; pero los samaritanos no quisieron recibirle, porque se daban cuenta de que se dirigía a Jerusalén. Cuando sus discípulos Santiago y Juan vieron esto le dijeron:
– Señor, si quieres, diremos que baje fuego del cielo para que acabe con ellos.
Pero Jesús se volvió y los reprendió. Luego se fueron a otra aldea."

Jesús inicia su camino hacia la Cruz. Para ir de Galilea a Jerusalén, debe cruzar Galilea. Allí se encuentra que en una aldea no quieren recibirlo. Los discípulos quieren vengarse haciendo descender fuego sobre ella. Al fanatismo de los samaritanos, que no quieren recibir a Jesús porque se dirige a Jerusalén, responden los discípulos con más fanatismo. Quieren destruirlos porque no aceptan a Jesús.
Jesús los reprende. La Palabra no se impone. La Palabra debe aceptarse libremente. Al fuego destructor de los discípulos, Jesús contrapone el fuego de su Amor, que acepta y ama a todos. Ya llegará el día en el que los samaritanos acepten la Palabra.
A lo largo de la historia, la Iglesia ha querido a veces imponer su doctrina empleando la violencia. No es ese el camino señalado por Jesús. Nadie debe imponer sus ideas. Hay que convencer. Y esto se hace con el ejemplo de nuestras vidas, como hizo Jesús.

LLIBRE D'AMIC I AMAT (294)


294.- Foll, digues, ¿qué es amor?
Respongué que amor és aquella cosa que els lliures posa en servitud, i als serfs dóna llibertat. I sorgeix la qüestió de saber de qui està més a prop l'amor: de llibertat o de servitud.

294.- Loco, dí, ¿qué es amor?
Respondió que amor es aquello que pone a los libres en servidumbre, y a los siervos da libertad. Y surge la cuestión de quien está más cerca el amor: de la libertad o de la servidumbre.