martes, 19 de agosto de 2014

LUGARES INTERESANTES: SANT JAUME DE QUERALBS


El pueblo de Queralbs se encuentra en la comarca del Ripollés, a la entrada del Valle de Nuria. Allí podemos visitar esta preciosa iglesia románica: Sant Jaume de Queralbs.
La primera notificación de una iglesia en este lugar data del siglo IX, pero la consagración, ya en pleno período románico, la encontramos en 1140. Como tantas construcciones del pirineo y prepirineo, sufrió grandes daños en el terremoto de 1140, por lo que tuvo que ser reconstruída.
La puerta es lateral y está precedida de una galería porticada, en la que son muy interesantes los capiteles.
El frontis del altar es gótico.




lunes, 18 de agosto de 2014

EL ANACORETA LA ORACIÓN Y LA ACCIÓN


El joven seguidor estaba que echaba chispas. Unos amigos se habían burlado de él diciéndole que la oración es cosa de viejos y gente que no hace nada. El Anacoreta lo tranquilizó y le dijo:
- No es cierto que la oración sea una ocupación solamente de personas ancianas o que no hacen nada. No tienes que enfadarte, sino que has de explicarles, porque tú lo sabes perfectamente, que la auténtica oración es el instrumento más potente que tenemos para la acción. Es más, es el verdadero motor de la acción, que sin ella, sólo es activismo.

domingo, 17 de agosto de 2014

LA FE SE FUNDAMENTA EN EL AMOR


"Jesús pasó de allí a la región de Tiro y Sidón. Una mujer cananea que vivía en aquella tierra, se le acercó dando voces:
– ¡Señor, Hijo de David, ten compasión de mí! ¡Mi hija tiene un demonio!
Jesús no contestó ni una palabra. Entonces los discípulos se acercaron a él y le rogaron:
– Dile a esa mujer que se marche, porque viene dando voces detrás de nosotros.
Jesús les dijo:
– Dios me ha enviado únicamente a las ovejas perdidas del pueblo de Israel.
Pero la mujer fue a arrodillarse delante de él y le pidió:
– ¡Señor, ayúdame!
Él le contestó:
– No está bien quitarles el pan a los hijos y dárselo a los perros.
 – Sí, Señor – dijo ella –, pero hasta los perros comen las migajas que caen de la mesa de sus amos.
Entonces le dijo Jesús:
– ¡Mujer, qué grande es tu fe! Hágase como quieres.
Desde aquel mismo momento, su hija quedó sanada."

Nos encontramos ante un extraño texto. Por primera vez vemos a un Jesús que parece ignorar el dolor de una mujer. Los discípulos no sólo lo ignoran, sino que les molesta y piden a Jesús que la eche con cajas destempladas. No es una hija de Israel. Nosotros diríamos: no es de los nuestros.
Jesús se detiene, la escucha y le recuerda su condición de extranjera y acaba por alabar su gran Fe.
Nosotros solemos dar demasiada importancia a la ortodoxia, a si son de los nuestros. Estos días nos indignamos ante la crueldad de los que matan por no convertirse al islam. Olvidamos quizá la conquista (nunca debió serlo) de América con "la cruz y la espada". Hemos tenido tendencia a juntar dos cosas, que nunca deberían ir unidas: la cruz y la espada. 
Somos intolerantes con aquellos que piensan diferente, que son distintos...Y este texto nos enseña que la Fe no se basa en las ideas, en creer unos dogmas, unas ideas, sino en AMAR. Es evidente que aquella cananea no creía lo mismo que los judíos. Y de Jesús, lo único que sabía, era que sanaba a los enfermos. Sin embargo Jesús alaba su GRAN FE. Tras lo que Jesús llama Fe se encuentra, evidentemente, el gran amor a su hija, que le empuja a arrojarse a los pies de Jesús y aceptar la prueba de su desprecio.
La Fe se fundamenta en el amor. La verdadera Fe del cristiano es el Amor. Por eso la Fe no puede llevarnos nunca a la condena, a la exclusión. No puede ir acompañada de la espada. La Fe, como el Amor, no tiene límites.

jueves, 14 de agosto de 2014

MEMORIAS DE ÁFRICA: TOGOVILLE


Sobre Togoville os escribiré más de una vez. Allí pasé siete años y lo llevo en mi corazón.
Esta población en realidad se llamaba Togo. El oficial alemán Gustav Nachitgal, firmó un tratado con el rey Mlapa III de este poblado. Togo quedó bajo el protectorado alemán, hasta el final del la 1ª Guerra Mundial, en que, tras el tratado de Berlín, pasó a Francia. El país pasó a llamarse Togo y la población Togoville.
La etnia ewé vivía en el reino de Ifé, en el norte de Nigeria. Tuvieron que huir de otras tribus belicosas. Cuado llegaron al mar decidieron quedarse allí. El lugar se llama Agbodrafó. Que quiere decir: el cordero se ha sentado. Ya no nos movemos de aquí. Como era una etnia del interior, cuando empezaron las tormentas, el mar les dio miedo. Cerca se encuentra un lago (en realidad es una albufera) y vieron unas tierras al otro lado. Atravesaron el lago y se quedaron allí. En realidad Togo significa: al otro lado.
A Togoville se llega normalmente con piragua desde Agbodrafó, por el pequeño paso. Como no es muy profundo, las piraguas se mueven con percha.
Es uno de los centros del Vodou. Los misioneros construyeron el Santuario de Notre Dame du Lac (Nuestra Señora del Lago)
Una de las fotos es de la primera escuela donde di clase en Togoville: Notre Dame du Lac. Otra del mercado. Y el monumento a la sabiduría: un joven escuchando los consejos de un anciano.
Este esbozo que os presento hoy lo iré ampliando en jueves sucesivos.





miércoles, 13 de agosto de 2014

EL ANACORETA Y LOS PEQUEÑOS DETALLES


El joven seguidor estaba molesto porque no le entregaban un trabajo:
- Es tan detallista, que no acabará nunca.
El Anacoreta sonrió y dijo:
-  Los pequeños detalles de una obra no son pequeñeces, ya que estos la hacen perfecta y la perfección no es pequeñez. Las grandes cosas están hechas de pequeños detalles. La amistad, el amor, el cuidado de los otros, la solidaridad...