lunes, 4 de mayo de 2015

EL ANACORETA HABLA SOBRE LA FE CON SU JOVEN SEGUIDOR. (3)


El Anacoreta volvió a chutar la pelota de los niños, que de nuevo había caído junto a ellos. Luego dijo:
- Mucha gente no cree, porque tiene una falsa imagen de Dios. Ya sea porque se han quedado, como mucho, en la catequesis de su primera comunión, o por la falsa imagen de Dios que comunicamos los cristianos.
El joven seguidor asentía en silencio, mientras, el anciano seguía hablando.
- El no haber profundizado en la espiritualidad, en lo que realmente comporta creer, hace que la gente tenga que enfrentarse a la vida adulta con ideas religiosas de infancia. Esto es imposible y hace que el adulto abandone la Fe.
Dejó de hablar mientras una madre pasaba frente a ellos con un niño llorando dentro de su cochecito. Luego añadió:
- Por otro lado, los cristianos hemos puesto a Dios allí donde no llega el hombre. Como quien ha de resolver todos nuestros problemas. Como decía Bonhoeffer, hemos fabricado un dios "tapagujeros". Este dios se ha de retirar a medida que la ciencia avanza. Este dios no es creíble ante los grandes desastres y problemas del mundo. O, como en la infancia, seguimos teniendo la imagen de un dios que nos espía, nos controla, nos castiga.
Miró al joven seguidor y afirmó:
- Ante esas falsas imágenes de Dios, dioses vengadores, justicieros, tapagujeros, impasibles ante el mal...yo también soy ateo.

domingo, 3 de mayo de 2015

UNIDOS


"Yo soy la vid verdadera y mi Padre es el viñador. Si uno de mis sarmientos no da fruto, lo corta; pero si da fruto, lo poda y lo limpia para que dé más. Vosotros ya estáis limpios por las palabras que os he hablado. Seguid unidos a mí como yo sigo unido a vosotros. Un sarmiento no puede dar fruto por sí mismo si no está unido a la vid. De igual manera, vosotros no podéis dar fruto si no permanecéis unidos a mí.
Yo soy la vid y vosotros sois los sarmientos. El que permanece unido a mí y yo unido a él, da mucho fruto; pues sin mí nada podéis hacer. El que no permanece unido a mí será echado fuera, y se secará como los sarmientos que se recogen y se queman en el fuego.
Si permanecéis unidos a mí, y si sois fieles a mis enseñanzas, pedid lo que queráis y se os dará. Mi Padre recibe honor cuando vosotros dais mucho fruto y llegáis así a ser verdaderos discípulos míos".

Jesús es la viña arraigada en esta tierra. Sin Él nunca nos sería posible saber nada de Dios. Y Él nos pide que permanezcamos unidos como los sarmientos a la vid. Sólo así podremos dar frutos.
Nuestra sociedad convulsa busca soluciones: 
. otro mundo es posible
. sí se puede
. hay que cambiar este mundo...
...y muchos otros eslóganes. 
Sólo si permanecemos unidos a Él lograremos hacerlo, porque sólo unidos a Él podemos dar fruto.
El camino no es fácil. A veces, para aumentar los frutos, es necesaria la poda. Vendrán crisis, dificultades...y no lo entenderemos. Pero sólo unidos a Él lograremos hacer de este mundo, un mundo mejor. Nos empeñamos en buscar soluciones por nuestra cuenta. El individualismo sólo conduce al fracaso.
Jesús nos espera en el Evangelio y en la Eucaristía. En la Palabra y en el Compartir. Es cierto que a Jesús debemos aceptarlo, acogerlo en nuestro corazón; pero hemos de vivirlo en comunidad. Por eso es necesario que todos estemos unidos en Él. Y así estaremos unidos al Padre. Así podremos hacer de este mundo, un mundo mejor: el Reino.




sábado, 2 de mayo de 2015

MÚSICA DEL SÁBADO: MARÍA MUJER FUERTE - SALOMÉ ARRICIBITA


Empezamos el mes de Mayo. Mes dedicado a María. Madre de Jesús, modelo de todas las mujeres. Mujeres fuertes que luchan en la vida a pesar de todos los desprecios, violencias y dificultades.
Aquí tenéis este precioso canto de Salomé Arricibita:

viernes, 1 de mayo de 2015

EL ANACORETA HABLA CON SU JOVEN SEGUIDOR SOBRE LA FE. (2)


Se sentaron en un banco y el Anacoreta prosiguió:
- La verdadera Fe no cierra los ojos de la razón. Creer no es encerrase en unas ideas, sino mirar con los ojos bien abiertos, hacia fuera, hacia el universo, hacia las cosas,  hacia los acontecimientos...
Miró a los ojos del joven seguidor y añadió:
- Si nuestra fe no es auténtica fe, caemos en la superstición y la ilusión. Y desgraciadamente esto sucede demasiadas veces. La verdadera Fe surge de la contemplación de la realidad. Nos invita al auténtico uso de la razón. Surge de la contemplación de la realidad.

jueves, 30 de abril de 2015

EL ANACORETA HABLA CON SU JOVEN SEGUIDOR SOBRE LA FE (1)


Mientras paseaban al atardecer por el parque cercano, el joven seguidor comentó al Anacoreta:
- Un compañero de universidad siempre me dice que la Fe impide la visión de la realidad y te encierra en un mundo ficticio.
El Anacoreta, tras chutar una pelota que unos niños habían lanzado donde estaban ellos, respondió:
- Es una acusación que suele aplicarse a la Fe. Pero la fe que niega el conocimiento no es fe. Es simple ideología. Informarse, aprender, iluminar...hacen crecer la Fe. La Fe auténtica no debe nunca cegarnos, sino hacernos ver, abrirnos los ojos...Es, sencillamente, ver las cosas de otra manera, con otra luz. 

miércoles, 29 de abril de 2015

EL ANACORETA Y EL HOMBRE QUE SE SENTÍA CRITICADO

Llegó triste, quejándose de que todo el mundo lo criticaba.
- Yo intento hacer las cosas bien, pero nadie me valora.
El Anacoreta sonriendo le dijo:
- No te preocupes tanto de lo que los otros piensan de ti. Preocúpate más de tener una personalidad positiva, de hacer las cosas bien. La personalidad, lo que haces, es lo que realmente eres. En cambio, la reputación es aquello que las otras personas piensan que eres. Y lo que importa, es lo que realmente eres.
Lo miró con cariño y concluyó:
- Si cada noche examinas lo que has hecho durante el día y estás de acuerdo con ello, ¿qué importa lo que digan y piensen los demás?

martes, 28 de abril de 2015

HOMENAJE A LA MUJER


A lo largo de la historia, la mujer ha sido esclavizada, manipulada, reducida a un objeto...
Pero la realidad es que es un referente universal de la solidaridad:
"...cuidando de los niños entre escombros, haciendo y repartiendo lo que haya de comida en los campamentos de damnificados, animando siempre, sobre todo con su presencia, sin claudicar, sin cansarse. Es como el referente último de vida que no defrauda. La mujer siempre está en medios de la catástrofe y siempre está promoviendo la vida."
(D. Aleixandre, "La hendidura de la roca")